Merkel cambia el paso a la fuerza

A la fuerza ahorcan. La alianza con el Partido Socialdemócrata ha devuelto a Angela Merkel a la tierra. La canciller se ve obligada a aceptar políticas progresistas que distan mucho de la doctrina neoliberal que nos ha aplicado a todos los europeos del sur. Subida del salario mínimo, reducción de la edad de jubilación de 67 a 63 años, debate sobre la reducción de la jornada laboral a cuatro días semanales… Son movimientos que se registran en el gigante alemán que nos congratulan a los ciudadanos de izquierdas. Estaría bien que Merkel nos aliviara a los demás de los grilletes del austericidio. Que no abra la mano a sus conciudadanos por razones de su estabilidad parlamentaria y a los demás nos siga apretando el cuello con la bota de unas recetas que nos empobrecen y nos arrebatan derechos y conquistas sociales. Alemania se aplica el ancho del embudo, mientras que miembros de la troika como el Fondo Monetario Internacional, con todos los parabienes de la locomotora germana, piden a España más recortes en los salarios o un nuevo apretón en la reforma laboral. Siempre los platos rotos los pagan los más débiles. Y esta larga crisis no es una excepción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s