Bodas de plata

Canal Sur Radio cumple 25 años. Celebra la emisora pública esta efeméride cuando aún resuenan los ecos del cierre decretado para la Radio Televisión Valenciana (RTVV). Dos realidades bien distintas en un contexto sociopolítico en el que los medios de comunicación públicos son hoy más necesarios que nunca. Los ciudadanos necesitan medios de comunicación que se rijan por el interés general y piensen en las personas y no sólo en sus cuentas de resultados y que, lógicamente, miren por el buen uso del dinero que es de todos. El pensamiento único conservador lleva años enredando en una campaña de desprestigio de las cadenas públicas y se han cobrado su primera pieza de caza mayor. Frente a esta corriente liquidadora y a la demagogia del discurso neoliberal, conviene subrayar que la radio y televisión públicas constituyen un servicio público esencial.

Por ejemplo, la RTVA presta un servicio a la sociedad, desempeña un papel vertebrador fundamental en un territorio tan extenso como es Andalucía y se ha convertido en el motor de la industria audiovisual de esta comunidad. Lo público es garantía de pluralismo, de apuesta por la igualdad, de defensa de nuestra cultura, de atención a las minorías y a los colectivos más vulnerables. ¿Qué otras cadenas tiene en cuenta estas consideraciones a la hora de elaborar su programación? La respuesta es simple: sólo las públicas. En Andalucía, a diferencia de lo que ocurre en otras CCAA, apostamos por su continuidad. RTVA, con el coste por habitante más bajo de todas los entes autonómicos, es indispensable en la construcción de una Andalucía más fuerte y más cohesionada.

Por das estas razones, en un día como hoy, cuando la radio pública alcanza su vigesimoquinto, aniversario, toca felicitar a los profesionales casa, que son los responsables de que este proyecto funcione, y también a sus oyentes, que suponen un acicate para seguir haciendo buena radio de interés ciudadano.