Peor el remedio

El equipo de Mariano Rajoy planteó a la cadena norteamericana Bloomberg suprimir este pasaje de la entrevista. El jefe del Ejecutivo se topó con preguntas incómodas sobre el caso Bárcenas cuando pretendía poner el foco en la supuesta recuperación económica de nuestro país. Lo que no responde en España se vio obligado a contestar a un medio extranjero. Se le nota el rictus del fastidio y la contrariedad: aquí ha decidido por ‘decreto’ que todo está ya dicho tras la forzada comparecencia parlamentaria del 1 de agosto. Una decisión que puede valer desgraciadamente aquí pero que carece de efecto allende nuestras fronteras.  Tras la grabación de la entrevista, el gabinete del presidente pidió la no emisión de todo lo relativo a Bárcenas. Bloomberg hizo caso omiso a la demanda de censura. Rajoy nos obsequió con algunas respuestas que dan que pensar. Por ejemplo, se descolgó con que “hay cosas que no se podrán demostrar” sobre este escándalo. De esta forma, más que disipar aumenta las dudas. Quizá por esto se afanaron sus colaboradores en evitar su difusión.  Al final ha sido peor el remedio que la enfermedad. No sólo se han conocido las palabras del político gallego, sino que ha trascendido el intento de censura. Mal negocio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s