Nueva presencia

marzo 24, 2013

NUEVA PRESENCIA
Meira Delmar

Venías de tan lejos como de algún recuerdo.

Nada dijiste. Nada. Me miraste a los ojos.
y algo en mí, sin olvido, te fue reconociendo.

Desde una azul distancia me caminó las venas
una antigua memoria de palabras y besos,

y del fondo de un vago país entre la niebla
retornaron canciones oídas en el sueño.

Mi corazón, temblando, te llamó por tu nombre.
Tú dijiste mi nombre… Y se detuvo el tiempo.

La tarde reclinaba su frente pensativa
en las trémulas manos de los lirios abiertos,

y a través de las nubes los pájaros errantes
abrían sobre el campo la página del vuelo.

Con los hombres cargados de frutos y palomas
interminablemente pasaba el mismo viento,

Y en el instante claro de los bronces mi alma,
llena de ángelus, era como un sitios del cielo.

Una vez, antes, antes, yo te había perdido.
En la noche de estrellas, o en el alma de un verso.

Una vez. No sé donde… Y el amor fue tan sólo
encontrarte de nuevo.

Anuncios

El reportero Bárcenas

marzo 23, 2013

Es un fragmento de la entrevista del ex tesorero del PP Luis Bárcenas en ‘El Gato al agua’, de Intereconomía, obtenida minutos después de que el imputado pasara ayer por la Audiencia Nacional sin abrir la boca a las preguntas del juez Ruz. Sin entrar en su discutible contenido, su particular interpretación de las acusaciones judiciales que pesan sobre él o su estretagia selectiva de declaraciones públicas, lo más curioso es que el propio Bárcenas sujeta el micro, como si fuera el reportero de cadena, y eso que tiene otro de corbata en la solapa de la chaqueta. Más que una entrevista parece un comentario de la actualidad tan habituales en las televisiones del TDT-Party, un comentario a lo Terstch o Jiménez Losantos. Dos cosas: o Intereconomía no tiene dinero para periodistas, o al ex tesorero le encanta emular a la rana Gustavo, el reportero más dicharachero de ‘Barrio Sésamo’, y está pensando hacerle la competencia a El Gran Wyoming, dado el gran caudal de audiencia que le está reportando Bárcenas (“el puto amo”) y su busto a ‘El Intermedio’.

Viendo este vídeo sería imprescindible que la alcaldesa de Madrid pasara con urgencia por una academia de idiomas. Un consejo que haría extensivo para otra mucha gente. Empezando por mí, que tras conseguir el CAE (Certificate on Advanced English) hace ya casi veinte años, estoy un tanto desentrenado. El manejo de otras lenguas, en especial el inglés, resulta indispensable para cualquiera que pretenda acceder a un puesto de trabajo y también debería serlo para los representantes públicos.

Alergia a la UE

marzo 21, 2013

La ciudadanía cada vez se manifiesta más desafecta de la Unión Europea por la gestión que ha realizado de esta larga y profunda crisis económica. Está tomando medidas que gravan siempre a las clases medias y trabajadoras, con recortes por doquier, penalizaciones injustificadas, subordinando todo a la dictadura del déficit público y sin impulsar ninguna política de estímulo económico. Y todo dirigido por la batuta neoliberal y autoritaria de Angela Merkel. El rescate de Chipre con imposiciones de dudosa legalidad ha sido la gota que ha colmado el vaso. No le falta razón a Forges cuando se refiere al ataque de alergia provocado por la UE, especialmente en los países del sur continental. O cambia el rumbo de sus actuaciones, o el abismo que se abrirá entre Bruselas y los ciudadanos será insalvable. Muchos años de construcción europea en positivo, que ha impulsado el desarrollo, la convergencia económica y la cohesión social, que se pueden ir al traste por los intereses políticos de la canciller y los financieros de la banca alemana. La actual UE no es ni una mala sombra de la que se alumbró en décadas de cooperación y convivencia compartida.

La velocidad y el tocino

marzo 20, 2013

Llevar las cosas al extremo nos conduce irremediablemente a situaciones esperpénticas. La austeridad a ultranza (o el austericidio) que pregona el pensamiento único dominante de derecha está protagonizando episodios sonrojantes y de una insensibilidad palmaria. Para llorar si no fuera porque no podemos perder ni un segundo en la defensa de nuestros derechos y nuestras libertades individuales y colectivas. La última ocurrencia del Ministerio de Hacienda ha sido vincular los fondos para formación del personal sanitario especialista en transplantes de órganos a la consecución de los objetivos del déficit por parte las autonomías. Una decisión que relega un derecho fundamental como el de la salud al mantra neoliberal de la consolidación fiscal, es decir, que se antepone la contabilidad a las personas. Por un décima de déficit un ciudadano que se está jugando la vida a la espera de un órgano se puede encontrar en inferioridad de condiciones en función de la comunidad en que resida. Es imprescindible controlar el gasto público, mirar por el destino de hasta el último euro que sale de los bolsillos de los contribuyentes, ahora que estamos en crisis y siempre, pero la salud no se puede quedar al albur de un apunte contable. Llegar a este extremo es tanto como confundir la velocidad con el tocino…. para desgracia de los ciudadanos.

Volantazo a la fuerza

marzo 19, 2013

La Unión Europea se ha visto forzada a dar marcha atrás con sus propuestas de rescate de (quedaría mejor contra) Chipre. El volantazo no es voluntario, sino a la fuerza. La mala acogida de los mercados y la reacción airada de la población chipriota obligó al Eurogrupo a dar manos libres al Gobierno de esta isla mediterránea para decidir cómo hacía el ajuste. La decisión comunitaria de tocar los ahorros de los ciudadanos suponía la voladura de un principio tan necesario como el de seguridad jurídica. Si los mandatarios de Bruselas siguiendo las directrices de Merkel eran capaces de saltarse a la torera la propia legislación de la UE, hasta dónde podíamos llegar con las políticas de recortes indiscriminado. Pese a la marcha atrás, la reputación la Unión queda por los suelos. Caminamos hacia una Europa desregulada y sometida a los tirones de mercados, del poderoso gigante alemán y del FMI. El nuevo Ejecutivo de Chipre ha tirado por la calle de en medio y ha buscado una solución que parcialmente sigue el dictado del Eurogrupo: sólo libra a los ahorradores que tengan menos de 20.000 euros. El resto tendrán que hacer su aportación al rescate: entre 20.001 y 100.000 euros perderán el 6,75% y por encima de esta última cantidad al 9,99%. A ver que vota el Parlamento chipriota. Pasar por ese aro supone adentrarse en terrenos pantanosos y de alto riesgo. A partir de ahora, ¿quién se va a fiar de las instituciones europeas? Unas instituciones que han protagonizado un espectáculo bochornoso.

Al calor del ominoso rescate de Chipre, no voy a incurrir en el mismo error del Partido Popular cuando estaba en la oposición de lanzar la piedra y esconder la mano, de que España no es Grecia (ni Irlanda, ni Portugal) pero… Ni peros ni dudas. Quizá en aquellos momentos turbulentos se habría necesitado una derecha más patriota y menos interesada en su particular cálculo electoral.

Como ciudadanos nos ha de preocupar el hecho en sí mismo: cómo se ha gestado un rescate al que van a tener que contribuir los ciudadanos directamente con una parte de sus ahorros. Algo hasta ahora tabú. Les van a meter la mano en la cartera (nunca mejor traída la expresión coloquial) saltándose a la torera la legislación comunitaria. Ni siquiera se respeta a los pequeños y medianos ahorradores, los que tienen menos de 100.000 euros de depósitos, como se recoge en los tratados de la Unión. El prestigioso economista José Carlos Díez habla de “aberración económica” y, aun a riesgo de errar, hablaría también de aberración democrática y social. Máxime cuando el presidente chipriota denuncia que ha aceptado el trágala ante el chantaje del Eurogrupo de dejar caer a este pequeño país mediterráneo. Incluso los que marcan el ritmo en esta UE cada vez más alejada de la Europa de los ciudadanos, Merkel y el FMI, exigían medidas más duras.

La decisión ha caído como una bomba entre la población chipriota y su Parlamento es un hervidero al no contar el gobierno recién salido de las urnas con una mayoría suficiente para convalidar este castigo impuesto desde fuera. Chipre es un peldaño más en la escalada de la injusticia social y de la cesión de soberanía sin mecanismos democráticos de control y contrapeso en Europa. La indignación popular y la pésima acogida por los mercados apuntando a otra nueva crisis del euro han obligado a renegociar el rescate y suavizar el castigo para los pequeños y medianos ahorradores. Ni así tiene un pase.

Viñeta.Forges en El País.