Curiosidades

marzo 13, 2013

Ha ocurrido en alguna ocasión más. En un periódico tan devoto y guardián de las tradiciones como ABC, de Pascuas a Ramos nos encontramos algunas portadas tan curiosas como la de hoy. Los imperativos de la actualidad y su línea editorial, junto con la necesidad de hacer caja con los ingresos publicitarios, generan cócteles con ingredientes contradictorios. Así conviven en su primera plana la información del cónclave como noticia destacada y un reclamo publicitario animando a mejorar las relaciones sexuales. Y por el azar de la composición la chica del anuncio parece mirar embelesada al techo polícromo de la Capilla Sixtina mientras los cardenales se disponen a ocupar sus posiciones en la primera tentativa para cubrir la vacante de la Santa Sede. A ver si esa coincidencia impresa inspira a los prelados para designar un sustituto de Benedicto XVI más aperturista y no sólo en materia de sexualidad. Volviendo a la cuestión, cualquier observador neutral puede observar una cierta disonancia entre el credo y los valores que defiende este diario y sus necesidades de financiación, especialmente en su sección de anuncios por palabras, donde las tentaciones se ofrecen a 30 euros y subrayadas en amarillo fluorescente para que no pasen desapercibidas. No está la inversión publicitaria como para andarse con remilgos, dirán los gestores del rotativo conservador, monárquico y católico. En los tiempos que corren, empero, es más fácil predicar que dar trigo.

Anuncios