Atentado injustificable

Sin complejos. Los ultraliberales no se detienen ante nada. Ignacio González, delfín de Esperanza Aguirre y actual presidente de la Comunidad de Madrid, ha perpetrado el mayor atentado contra la sanidad pública jamás conocido. O lo que viene a ser lo mismo, ha puesto el patrimonio de todos al servicio del negocio privado y deja en el aire la igualdad de oportunidades en el acceso a la sanidad pública al romper la cobertura pública y universal. Unas consideraciones a vuelapluma sobre esta decisión tan injusta como injustificada:

  • Es una leyenda urbana que la sanidad privada sea más barata y más eficaz que la pública. En Estados Unidos y Holanda, dos países con un modelo similar al que abandera el PP, es mucha más cara, menos eficaz y discriminatoria. En EEUU la gente se muere en la puerta de los centros sanitarios si no tiene seguro. ¿Ése es el modelo al que nos conduce Mariano Rajoy?
  • Nadie apoya esta reforma dañina. Rechazo frontal de todos los sectores de la sanidad pública (y como los trabajadores en su conjunto protestan, el presidente tiene la ocurrencia de modificar la ley de huelga), toda la oposición en la Asamblea de Madrid y una inmensa mayoría de la sociedad (más de un millón de firmas contra el expolio recogidas en un tiempo récord).
  • Estrategia de la confusión. No todos somos iguales. Los barandas peperos se inventan mentiras como catedrales para justificar una decisión de raíz ideológica que rompe un modelo socialmente compartido y muy valorado. El Gobierno de  Madrid y el PP dicen que en Andalucía hay 17 hospitales privatizados. FALSO. Es una indecencia, una mentira burda, un invento infame. En Madrid seis hospitales y veinte centros de salud públicos, construidos y pagados con dinero público, es decir, patrimonio de todos, se han puesto en manos privadas. En Andalucía, todos los centros son públicos 100% y hay conciertos con 17 hospitales de propiedad privada que ofrecen unos servicios públicos universales. La diferencia es abismal. No es sano mentir a los ciudadanos con la sanidad pública.
  • Después de tantos recortes y deterioro de servicios públicos, a Ignacio González sólo le queda recortar la legislatura. Debería someter al escrutinio de la ciudadanía unas políticas que están acabando con el bienestar colectivo y los servicios públicos. Seguro que no se atreve a conocer la temperatura social.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s