Los jueves al sol de Zoido

Cada dos semanas, los jueves para Juan Ignacio Zoido constituyen una auténtica tortura china. Cada dos semanas, se tiene que despojar del traje de alcalde de Sevilla y demostrar que tiene empaque para ejercer de líder de la oposición en Andalucía. La encomienda le viene grande. En la bancada del Partido Popular añoran los tiempos de Javier Arenas. No ven a Zoido como el líder que le permita rearmar a la organización tras la enorme decepción de no alcanzar el gobierno de la comunidad autónoma por enésima vez. Naufraga un jueves sí y al siguiente también. No tiene el fondo ni la preparación para llenar el cargo. Y posiblemente ni el tiempo necesario: se dedica a Andalucía a tiempo parcial y una autonomía de esta dimensión geográfica y con tanto peso político requiere el cien por cien de las neuronas disponibles. Zoido pretende usar los mismos mimbres que lo auparon al sillón municipal. Hace falta mucho más que lugares comunes, tautologías insufribles, crítica machacona sin fundamento y apoyo incondicional de algunos medios de comunicación. Cuando se tiene que medir en el Parlamento al presidente de la Junta, Pepe Griñán, hace aguas por todos los costados.

Hoy no era un jueves cualquiera: se podía leer en la prensa (menos en la más afín al regidor) el “descontento total” de los empresarios de Sevilla con su gestión al frente del consistorio hispalense. Zurriagazo en toda regla, en palabras de su biógrafo, el periodista Carlos Navarro Antolín, que se suma a una sensación cada vez más generalizada del bluf de Zoido como alcalde. En Diario de Sevilla un ciudadano expresaba su más absoluta decepción y rabia en una carta al director: “Me equivoqué al votar. Zoido no era la persona capaz de resolver los problemas de mi ciudad (que son los míos). O quizá es que dedica el tiempo a su partido y a otros menesteres para los que yo no le presté mi voto”. Quizá porque quien mucho abarca poco aprieta, quizá por el principio de Peter, el actual jefe de la oposición no encuentra su sitio. Además, repite en público y en privado a todo aquel que lo quiera oír que no se presentará como candidato a la Presidencia de la Junta. Es posible que más pronto que tarde disfrute de jueves al sol cada dos semanas. Para él, lo sé de buena tinta, será un alivio.

Foto.El Mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s