Lección ética

Asistí ayer tarde en directo a la comparecencia del presidente de la Junta de Andalucía en la comisión de investigación de los ERE. Vaya por delante mi condena y mi decepción porque cuatro golfetes se aprovecharan del dinero público para unos fines indeseables. Detesto la corrupción, venga de donde venga. Por eso suscribo las palabras de Pepe Griñán: quien haya querido lucrarse con fondos públicos no tendrá ni protección ni amparo de la Junta y el PSOE de Andalucía. Dicho en plata: quien haya metido en la mano en la caja que pague por ello. Y cuanto antes, mejor. (A ver si la juez Alaya le pone el turbo a la instrucción y se deja de encajes de bolillos buscando el santo grial de una teoría imposible).

Griñán estuvo brillante en su exposición y desmontó una a una todas las mentiras que ha vertido el Partido Popular durante este tiempo. Derrochó solvencia, conocimiento, rigor y honestidad en sus palabras. Tiene mucha relevancia que un presidente (a petición propia) acuda a un Parlamento a dar la cara y expresar su compromiso con la ética y la transparencia. En estos tiempos donde ha prendido el desencanto hacia la política es un gesto que merece ser valorado.

No me quiero pasar de epítetos y loas por aquello de ser colaborador, compañero y amigo del presidente. Me voy a remitir a la opinión de un periodista cuya trayectoria y medio para el que trabaja lo sitúan en las antípodas de las siglas socialistas: “Griñán se ha comido a Carlos Rojas“. Era una evidencia aplastante que el portavoz del PP no dio la talla, ni ayer ni en jornadas anteriores. El presidente lo retó que le repitiera allí cara a cara, mirándolo a los ojos, todas las falsedades, insidias y calumnias sostenidas en estos meses de juego sucio y Rojas se rajó, agachó la cabeza y siguió con su monocorde guión de preguntas insustanciales.  Me jugué con mi compañero de profesión no una sino tres comidas a que ningún medio de comunicación, especialmente los conservadores, repararía en la inconsistencia del vocero popular. Más por viejo que por listo, no me he equivocado: El Mundo y ABC corren un tupido velo sobre el papelón de Rojas y ponen el foco en la incisiva diputada de IU Alba Doblas. Pero hay silencios estruendosos… que en la sede del PP tienen que escocer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s