Andalucía, bastión de la educación pública

Esta viñeta de El Roto resume el ataque del Gobierno de Rajoy a la educación pública (y a lo público en general), una agresión ideológica y mercantilista contra un patrimonio que es de todos, que es garantía de igualdad de oportunidades y que es el instrumento clave para construir un futuro mejor y una sociedad más justa. Comienza esta mañana un curso escolar marcado por los recortes impuestos por el Consejo de Ministros de la mano del reaccionario y elitista Wert y con una subida del IVA que acentúa las dificultades de las familias. La derecha pretende comenzar el desmontaje de la educación pública para abrir espacios de negocio al sector privado. Frente a este inveterado deseo conservador, Andalucía se ha convertido en el baluarte de la escuela pública: se han intentado minimizar los recortes y sólo se han aplicado (por imperativo legal) aquellos obligatorios por ser norma básica del Estado. Así, se mantienen derechos y servicios para favorecer el rendimiento académico y ayudar a las familias. El Gobierno de Rajoy y las comunidades del PP han puesto en marcha la motosierra, aquí en cambio se prioriza la educación pública marcando la diferencia:

  • Andalucía mantiene la ratio de alumnos por aula. Con esta decisión, se salvan 3.500 puestos de profesores interinos.
  • Andalucía mantiene los libros de texto gratis. (La mayoría de las CCAA las han eliminado).
  • Andalucía mantiene los precios públicos y las bonificaciones del comedor. (Cataluña y Valencia quieren cobrar a las familias por llevar fiambrera a la escuela).
  • Andalucía mantiene las aulas matinales y el transporte escolar.
  • Andalucía mantiene las becas mientras el Gobierno de la nación reduce esta partida y endurece el acceso a las mismas.
  • Andalucía mantiene programas de apoyo al alumnado y el 100% de la oferta educativa y sin privatizar. (En Castilla-La Mancha se han cerrado 65 escuelas rurales).