Puro sarcasmo

Clama al cielo que mientras el Congreso de los Diputados aprueban recortes con el rodillo mayoritario del Partido Popular que laminan la educación pública y la sanidad universal, mientras el Gobierno de la nación reclama insistentemente a las comunidades autónomas más ajustes y mientras el Consejo Política Fiscal y Financiera sentencia la obligatoriedad del 1,5% de techo de déficit para las autonomías en este ejercicio, Javier Arenas y sus corifeos se desentiendan de las medidas que impone Mariano Rajoy y culpe al presidente de la Junta, Pepe Griñán, de la obligada revisión presupuestaria de 3.500 millones de euros (2.500 de reducción de gastos y 1.000 de nuevos ingresos). Suena a chiste de mal gusto oír al jefe de la oposición en Andalucía entonar un soniquete machacón que pretende confundir a la opinión pública. Puro sarcasmo que ofende la inteligencia. ¡No estamos bromas ni engañifas! Las autonomías actúan por imperativo legal y por responsabilidad política para evitar un escenario aún peor. Y encima tenemos que aguantar la puya de los promotores de la demolición de derechos y conquistas sociales jugando al enredo. No está el horno para bollos.