Más dinero para los poderosos

Forges refleja hoy en su viñeta diaria en El País el temor de la mayoría de los ciudadanos de la Unión Europea. El vaporoso plan de estímulo a la economía que prepara Bruselas después de tantos recortes impuestos no nos hace ser muy optimistas. Cada vez que se ha tomado una medida para favorecer el crecimiento económico el dinero se ha quedado en la zarpa de los poderosos. Fondos que se han dado a los bancos al 1% y luego estos lo han utilizado para comprar deuda soberana de los países (y así poder exprimir más a los estados) o lo han prestado con altos intereses, obteniendo unos pingües beneficios sin arriesgar nada y cerrando el grifo a las pequeñas y medianas empresas y las familias. Con estos antecedentes, sólo cabe el escepticismo.