Que se mueran… los viejos

Al Fondo Monetario Internacional le molesta que vivamos tantos años y en tan buenas condiciones. Como queda feo poner fecha de caducidad a personas o sugerir la administración de cianuro a los que cumplan los 80, recomiendan retrasar la jubilación, bajar las pensiones y aumentar las cotizaciones. La gente vive “más de lo esperado” y estos reputados contables con desorbitados ingresos quieren amargarles los últimos años de vida. Ellos, que cobran como marajás, se permiten dar lecciones a mayores que hacen encajes de bolillos con 600 euros mensuales. Con el pretexto de la crisis, nos quieren sacar las tripas con una navaja trapera. Al FMI le falta entonar el que ‘se mueran los… viejos’ como fórmula para reducir el gasto público. Ahora resulta que vivir mucho es un riesgo para la economía. ¡Hay que joderse!

Viñeta.Forges en El País.