El paro de Rajoy

Se han conocido los malos datos del paro en marzo. 38.769 españoles más viven el drama del desempleo. Es marzo un mes habitualmente bueno por las contrataciones estacionales. Sin embargo, se ha alcanzado el segundo repunte más alto de la serie histórica en este mes. Con este pésimo registro ya se acumulan ocho meses consecutivos de incremento en la lista de desocupados. No ha milagros ni varitas mágicas. Se ha dado cuenta Rajoy en cuanto se ha sentado en el Palacio de la Moncloa y ha comprobado en sus carnes que gobernar en esta situación no es fácil y que la crisis era internacional y no achacable a Zapatero. En los tres últimos meses en la presidencia, Rajoy acumula 328.508 parados más hasta situar el nuevo récord de inscritos en las oficinas del INEM en 4.750.867. Los números son desoladores y siguen aún por debajo de la previsión del Gobierno de 600.000 parados más al término de este año. Nos sale una media al día en este 2012, ya con el milagrero PP gobernante, de 3.610 desempleados al día. Las primeras seis semanas de reforma laboral no ha arrojado resultados: se ha contratado un 11% menos que en marzo de 2011 y el número de contratos indefinidos también ha caído un 11% en relación con el mismo mes del año pasado. Estos primeros pasos de la reforma laboral certifican que esta medida agresiva y regresiva no será la solución para la creación de puestos de trabajo y será sólo un instrumento al servicio de los empresarios y de pérdida de derechos para los trabajadores. Que no nos vendan más motos. Con una política económica sólo orientada a la reducción del déficit público no saldremos de la recesión y la recuperación económica, con la consiguiente generación de empleo, cada vez está más lejos. Rajoy, tutelado por la canciller Merkel, nos conduce a una depresión más profunda. Con esta receta para salir de la crisis nos van a llevar en una crisis social sin precedentes.

Foto.Periodista Digital.