Vota para pararles

Muchos ciudadanos de España estarían deseando poder votar este 25 de marzo. Mucha gente de Madrid, Comunidad Valenciana, Galicia, Castilla-La Mancha o Cataluña están sufriendo las consecuencias de unos gobiernos de derechas que están haciendo lo contrario que prometían, que engañan sin pudor, que están aplicando severos recortes a derechos y servicios públicos, que están machacando a impuestos a las clases medias y trabajadoras, que están ensanchando las desigualdades, que están enchufando a sus familiares con un descaro que horripila…  Si a todo esto sumamos hachazos de Rajoy como una refoma laboral que abarata y hace prácticamente libre el despido o el aumento del IRPF a trabajadores y pensionistas el panorama es desolador. Todos somos más pobres y el futuro lo vemos más negro con la cifra de seis millones de parados revoloteando en todos los pronósticos económicos.

Y no hace falta ser doctor honoris causa para entender que Javier Arenas haría lo mismo que sus compañeros de partido, se debe al mismo programa, a una misma visión del mundo, a los mismos compromisos con los poderosos que sus cuates. A muchas de estas víctimas del rodillo conservador les gustarían disfrutar de la oportunidad que tenemos los andaluces (y los asturianos) el próximo domingo. Y poder votar de nuevo para pararles… con la fuerza de los sufragios, con el poder de la democracia. Los que viven en esas autonomías ya padecen los destrozos de la gestión del PP y han tomado las calles para protestar como única vía contra esta cadena de injusticias. Aquí nos queda otra mucho más poderosa. Si no queremos pasar por ese calvario que nos hará retroceder y contar con menos derechos, acudamos a nuestra cita con las urnas. Está en nuestra mano frenar la ola conservadora en Despeñaperros. El voto tiene valor para cuatro años. De ti depende.