Espadas en todo lo alto

La campaña electoral en Sevilla será decisiva para la conformación del futuro gobierno municipal tras las elecciones del 22 de mayo. Una encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas ha confirmado el desfondamiento del  candidato del Partido Popular, Juan Ignacio Zoido, y la recuperación de voto por parte del socialista Juan Espadas. Este último trabajo demoscópico ofrece un resultado ajustado y un escaso margen de sufragios para dar la vuelta a la tortilla electoral. El aspirante de la derecha ya se frotaba ufano las manos y le está pasando como el cuento de la liebre y la tortuga: su distancia se está esfumando por racanear en propuestas y en esfuerzos. Andan escamados los gerifaltes populares en la sede nacional porque ven que se les puede escapar la alcaldía de la capital andaluza. Tanto que han tenido que redoblar la presencia de jefe de filas, Mariano Rajoy, para dar aire a un candidato que ha llegado sin fuelle a la recta final. Zoido se ha echado a dormir en las últimas semanas creyendo que la inercia le era suficiente para alcanzar la meta. Y eso que mantiene guardada con siete candados su agenda oculta para no espantar a más electores de la cuenta. Espadas, en cambio, va en velocidad de crucero recuperando apoyos para unas siglas que han sido capaces de transformar Sevilla en los últimos doce años y ofrece un nuevo impulso basado en medidas concretas, conocidas y solventes. Nunca mejor dicho, a tenor de este último y reputado sondeo y de lo que se palpa en la calle, las espadas están en todo lo alto. La campaña decidirá el resultado final.