Aldeanismo

Javier Arenas es un profesional reputado en regalar oídos, en adaptar sus discursos a lo que la gente quiere escuchar, es decir, un maestro en populismo. En su jornada dominical, el por cuarta vez aspirante a la Junta fue a la presentación de la candidatura pepera de Málaga (estudiada contraprogramación de la convención municipal del PSOE de Andalucía en dicha ciudad) y anunció que si gana en esta ocasión, si no lo intentará otra vez porque no hay quinta mala, trasladaría a Málaga la Consejería de Turismo y otros organismos autonómicos. La propuesta se sitúa entre el oportunismo barato y el aldeanismo más primario. Podría seguir con mis particulares disquisiciones, pero me voy a remitir a un fragmento del artículo de Pepe Aguilar, jefe de opinión del Grupo Joly, nada sospechoso de bailarle el agua al PSOE:

Los planes de Arenas

[…] Me gustaría saber qué dirá Javier Arenas cuando tenga que lanzar la candidatura de Juan I. Zoido a la Alcaldía de Sevilla. ¿Reconocerá ante el público sevillano que va a quitarle las sedes de los tres organismos citados para dárselas a Málaga o se inventará nuevos organismos para compensar a Sevilla? También sería congruente que a los almerienses les ratificara la antigua promesa de trasladar a dicha provincia la Consejería de Agricultura. La Consejería de Medio Ambiente estaría bien en Cádiz o Huelva, y la de Educación, en Granada. La de Empleo, por el contrario, podría asumirla cualquiera de las ocho provincias. Hay paro de sobra en todas ellas.

En serio. Esta demagogia de regalar los oídos a los electores y vender en cada sitio el producto de más fácil consumo no sirve para construir Andalucía. Al contrario: sirve para hurtar el auténtico debate sobre la reforma y descentralización de la Administración autonómica. El problema no es dónde está cada consejería, sino cómo funciona. Con las tecnologías actuales podrían estar todas en Antequera, por ejemplo. Lo que hace falta es que sean accesibles a todos los ciudadanos, ágiles en sus trámites y cercanas a los problemas. Repartirlas territorialmente no soluciona nada. ¿O es que se vertebra mejor Andalucía troceando el poder político?

Por  cierto, ¿tiene algo que decir Juan Ignacio Zoido de esta propuesta de su jefe? ¿O el alcalde de Granada, siendo ésta la ciudad con más visitas turísticas? ¿Qué le habrá prometido a los demás alcaldes y alcaldesas del PP?

Foto.El Confidencial. Arenas y Francisco de la Torre.