Menudo chasco

Cuando cae inopinadamente un mito, nos rodea una sensación de vacío, de perplejidad, de desorientación. La Operación Galgo contra el tráfico de sustancias dopantes en el atletismo español ha derribado una de esas referencias para todos los amantes de este deporte. La Guardia Civil implica, entre otros, a la campeona del mundo Marta Domínguez, la leona de las pistas, la mujer batalladora y entregada, la fondista más competitiva y laureada de nuestro país. Y Marta no es sólo deportista, para aumentar el bochorno generado por la noticia (respetando siempre su presunción de inocencia) es la vicepresidenta de la Federación Española de Atletismo. Esta revelación que cuestiona a una de las abanderadas de nuestra generación de oro del deporte español nos ha dejado en un estado de shock. Ya nos pasó antes con Paquillo Fernández, el intrépido marchador de Guadix. O con las dudas sobre Alberto Contador, el tres veces ganador del Tour de Francia, aunque en el ciclismo estamos más acostumbrados al escándalo. Esperemos al resultado final de la investigación, pero con los datos conocidos huele a chamusquina. De momento, a la palentina la he bajado del pedestal. El impacto de la operación policial ya está perjudicando nuestra credibilidad a escala internacional. Basta con repasar algunos periódicos de reconocido prestigio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s