Factura en la sombra

Los usuarios tenemos, en líneas generales, una alta consideración del sistema público de salud en Andalucía, un afecto que no tiene su correlato en otras comunidades autónomas, como Valencia o Madrid, que lo han ido desmantelando en beneficio de la oferta privada. Pese a todo, muchas veces nos quejamos de los pequeños desajustes que se producen o de algún contratiempo y a lo mejor no alcanzamos a entender el valor que tiene un modelo público como el nuestro, casi sin parangón en los países más desarrollados del planeta, y no miramos con todo el afecto que se merece la atención que se nos presta con el esfuerzo de toda la sociedad a través de los impuestos.

Se va a poner en próximas fechas una iniciativa que va a suponer un aldabonazo a nuestras conciencias. La administración sanitaria facilitará a los pacientes una factura en la sombra con lo que cuesta al erario público esa consulta o tratamiento médico. No se pretende cobrar ni un céntimo sino recordar que la sanidad pública cuesta mucho, que su mantenimiento y altas prestaciones suponen un gran desembolso público. Esta medida, que se empezará a aplicar en el Hospital de la Costa del Sol y se extenderá paulatinamente a todo el sistema público, nos ayudará a valorar más si cabe ese gran patrimonio del que gozamos.

Así, la gente sabrá que una intervención quirúrgica de apendicitis cuesta 2.500 euros al Sistema Nacional de Salud, que la factura de un parto sin complicaciones asciende a 1.600 euros, que un escáner en urgencias supone 100 euros o que tratar una angina de pecho se eleva a los 2.600 euros. De esta forma, conoceremos el coste real de este servicio público que recibimos y, por tanto, que cualquier atención o estancia hospitalaria por mínima que se traduce en un gasto. El objetivo no es otro que sensibilizar a la ciudadanía para que no acuda al médico de forma indiscriminada, es decir, evitar las visitas y consultas innecesarias. Por ejemplo, más de 80% de las personas que acuden a Urgencias no necesitan ir.

La factura en la sombra se concretó el pasado mes de marzo entre el Gobierno de la nación y las comunidades autónomas como una de las medidas para contener el déficit. Actuando con responsabilidad, haciendo un uso adecuado del sistema, todos saldremos ganando.