Se coge antes a un mentiroso que a un cojo (entiéndase el refrán, no hay ninguna desconsideración para las personas con discapacidad física). El Partido Popular ha montado una rebelión, usando palabras de la lideresa Aguirre, contra la subida del IVA que pretende poner en marcha el Gobierno de España. Todo es puro artificio y pose. Allí donde gobierna la derecha, se incrementa la presión fiscal y, si miramos atrás, durante ocho años de Aznar subieron los impuestos en quince ocasiones.

Su tanque de pensamiento, la Fundación FAES que dirige el ex presidente que hablaba catalán en la intimidad y tejano en el rancho de George W. Bush, hace un año concluyó en unas jornadas en Sevilla que la subida del IVA era pertinente y necesaria en estos momentos de crisis. En la sesión de control del Parlamento, el presidente de la Junta, Pepe Griñán, le descerrajó en la cara al líder de la oposición andaluza, Javier Arenas, semejante incongruencia leyendo un documento oficial del think tank popular y éste se quedó de piedra, con cara de descomposición, mascullando ‘tierra trágame’, al ser descubierto haciendo trampas.

Y lo que es más desternillante es que Arenas participó en esta sesión de trabajo de su fundación. FAES intentó salir al rescate del presidente del PP andaluz con un comunicado que, más que arreglar el desaguisado, vino a certificar que el laboratorio de ideas del PP justifica el alza del IVA.

A nadie le gusta que le suban los impuestos, pero hay razones que justifican esta decisión de elevar el tipo de gravamen del IVA:

1. La recesión económica está provocando una caída importante de los ingresos tributarios y se necesitan más fondos para hacer frente a los servicios públicos, la protección social, las inversiones y dinamizar la economía.

2. España cuenta con uno de los tipos de IVA más bajos de la Unión Europea y las autoridades comunitarias exigen medidas para corregir el déficit público generado por las políticas de protección social.

3. En estos momentos duros, todos tenemos que arrimar el hombro. Cada uno poniendo su granito de arena. Ahora toca sacrificio y esfuerzo colectivo para encauzar la situación económica.

Documento del Observatorio Económico de FAES en 2009: atención a las páginas 6 y 7.

Anuncios