Derechas contra derechos

enero 21, 2010

Rodrigo Rato, ex ministro, ex director general del Fondo Monetario Internacional y ex todo en el PP, le ha puesto voz a los anhelos recaudadores de Unespa, patronal del seguro. Rato, a la cabeza de las aseguradoras, lidera la causa por el alargamiento de la vida laboral poniendo voz al sector privado de los planes de pensiones. ¿Es de justicia posponer la edad de jubilación de un minero, de un encofrador o de una profesora de infantil? Pues no.

Este prócer del PP ha enarbolado la bandera del miedo para justificar la urgencia de reformas del sistema de pensiones dibujando un horizonte negro de insuficiencia financiera en 15 años. La derecha económica quiere hacer caja y cuenta con el apoyo inequívoco de la derecha política. El PP se sitúa de nuevo del lado de los intereses privados.

Se apuesta públicamente y sin disimulo por un modelo privado de protección social sólo al alcance de los más poderosos y deja a su suerte a las personas y trabajadores con menos posibilidades. ¿Es ése el modelo que propugna Javier Arenas para Andalucía? ¿O Mariano Rajoy para España? Es hora de que digan alto y claro por dónde pasa su modelo de pensiones. Hay que temerse lo peor porque Rajoy, en una reciente entrevista, incluyó entre sus reformas estructurales las pensiones.

El cambio que preconiza el PP busca eliminar las garantías de igualdad a los que menos tienen. Como siempre, los barandas de derechas blindando los intereses del capital, mientras que para la izquierda son las personas nuestro capital. Se puede constatar así la diferencia entre defender una política de derechas o defender una política de derechos.

Anuncios