Adiós a un año maravilloso

Cada uno cuenta la fiesta como le ha ido. Se nos va un año que algunos lo catalogarán como negro y otros lo hemos vivido iluminado con los colores del arco iris. Con empatía, me pongo en el pellejo de esas personas que quieren dar carpetazo con urgencia a estos últimos doce meses, de quienes quieren ver caer ya la última hoja del calendario para olvidar malos tragos, de aquéllos que necesitan del fetiche de las campanadas para soltar lastre y remontar el vuelo. No me espejo en este grupo: para mí 2009, especialmente en lo personal, ha sido un gran año, incluso tendría la osadía de hablar de uno de los mejores de mi vida. Por eso, no quiero que acabe, me gustaría apurarlo un poco más, sacarle todo el jugo, si es que le he dejado alguna gota. Perdonad este arrebato de sinceridad o de impudor. No es responsabilidad exclusivamente mía, la culpa la tiene el amor.

Despido un año maravilloso… Que siga la racha en el próximo.

FELIZ 2010 a todos y a todas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s