Buscando un paraíso

Nos pasamos la vida buscando un paraíso y éste suele estar al alcance de nuestras manos. Puede ser algo físico. O intangible. La felicidad se construye o se amasa con las pequeñas cosas, no sólo con las grandes conquistas. El edén suele estar en nuestro interior. Si uno está bien por dentro, si consigue un estado de plenitud, está pisando ese vergel en el que la dicha toma cuerpo.