Con la verdad en la mano

Honestidad a prueba de bomba, bonhomía por los cuatro costados, trayectoria impecable y ejemplar… El hoy vicepresidente tercero del Gobierno y ex presidente de la Junta, Manuel Chaves, ha estado a la altura de siempre en su intervención ante el Comité Director del PSOE de Andalucía. No es ninguna sorpresa: es un político serio, riguroso y que se viste por los pies. Además, no tiene ningún borrón en su currículum que ponga en cuestión su integridad y honradez, por mucho que la derecha esté en una operación de desprestigio a raíz de un incentivo concedido por el Gobierno autonómico a la empresa Minas de Aguas Teñidas. No hay caso, sólo ruido y mentiras de una banda de malos perdedores que, como nunca ganan, enfangan el espacio público e intentar aniquilar socialmente al adversario. Los que atacan de forma mezquina y vil saben de sobra que se ubican entre la sinrazón y el rencor.

Pese a los años que lleva en la vida pública, el ex presidente andaluz no esperaba una persecución tan ruin e injustificada. Ha criticado la saña y la maldad de la campaña personal y política que ha puesto en marcha el PP sin más argumento que el daño gratuito. Ha subrayado que su único pecado es haber ganado las elecciones durante los casi últimos veinte años. Estamos ante una ofensiva que, al igual que hicieron con Felipe González en su día, pretende borrar o, al menos, tejer una tupida cortina de humo sobre la transformación registrada por Andalucía durante las últimos tres décadas y, en concreto, durante sus 19 años de mandato. Es un ataque desde el resentimiento. Así se las gasta Javier Arenas y su grupo de mariachis.

Chaves ha agredecido el apoyo y la solidaridad recibida desde dentro y fuera del partido, incluso manifestada en privado por dirigentes del propio Partido Popular. No hay caso, pero desde las trincheras de la derecha se dispara a discreción y sin reparar ante nada, con la nefasta guía de un referente de dudosa moralidad. Se ha producido un cierre de filas del socialismo en torno a la figura de Manuel Chaves, una reacción en absoluto corporativa, sino justa, merecida y sincera. Las verdad y la razón nos asisten.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s