Parada musical

Llevo unos días de enorme intensidad política y electoral, en un ambiente caldeado y crispado de manera artificial por Javier Arenas y su estrategia demencial y zafia de convertir el debate democrático en un lodazal. Anda el líder de la oposición quemando las naves de su última oportunidad con un estilo pendenciero e impropio de un país civilizado. Ha suspendido cualquier referencia al sentido común, al respeto y a las buenas formas para enfrascarse en la melé, la gresca, el improperio y la insidia. Ante semejante tumulto, lo mejor para serenar los ánimos, además de la transparencia en la gestión, la talla ética y la buena educación, es un poco de música. Música con alguna connotación emocional y un mensaje directo a un destino cierto. Mi post de hoy es un melodía con remitente…

Vídeo: Luz Casal, Lo eres todo.

Anuncios