Ofensa intolerable

Las huestes de la derecha se ven con patente de corso para tirar por tierra a Andalucía y a su gente. Atacan de forma gratuita y sin inmutarse, nos insultan cada dos por tres, nos faltan el respeto como deporte. Ese comportamiento intolerable lo tienen incorporado en su ADN, ni creen ni quieren a esta tierra, se les nota demasiado. La última ofensa viene de la mano de una diputada del PP, Monserrat Nebrera, en una tertulia de la Cadena Ser. En un alarde de ingenio, se lanza a degüello de la ministra de Fomento, la andaluza Magdalena Álvarez, no por su incapacidad o desacierto en la gestión sino por su acento al hablar que, a juicio de la dirigente popular, le impide comunicarse bien. Hay otras formas de censurar la actuación de un adversario político. Como ha señalado mi compañero Antonio Hernando, es “repugnante” en democracia “reírse o criticar la procedencia, el origen, el acento o las singularidades de las personas”.

Y no se quedó ahí Nebrera. Estiró la gracieta señalando que también cuesta mucho entender a los nacidos en Córdoba. Una salida de tono bochornosa e inaceptable. No se le escapó, la salió de dentro, por mucho que luego quisiera matizar. Es lo mismo que le ocurrió a la hoy número tres de la dirección nacional del PP, Ana Mato, cuando afirmó a boca llena durante la pasada campaña electoral que los niños andaluces eran analfabetos. Y nos han llamado de todo: indolentes, vagos, subsidiados, integristas islámicos, etc. Siempre recurriendo al tópico manido, al estereotipo de siempre, a los prejuicios baratos, sin reconocer los avances, la realidad y las potencialidades de esta autonomía.

En estos casos, los responsables del PP en Andalucía no dicen ni mu, dan la callada por respuesta, meten la cabeza en la tierra como los avestruces. No salen a defender lo que representa Andalucía, lo que significa ser andaluz, el valor de nuestras señas de identidad, que nos enorgullecen y nos identifican. No esperemos nada de Javier Arenas y su cuadrilla. Aceptarán sumisos la mofa a los ocho millones de andaluces y andaluzas, no moverán un músculo en defensa de lo nuestro. ¿Así cómo van a ser alternativa de gobierno en esta comunidad autónoma? Cómo le van a dar los ciudadanos andaluces el voto al PP si los desprecia y los menosprecia.

Foto: Monserrat Nebrera, en el diario ADN.