Histrión

septiembre 8, 2008

Ha sonado el despertador y he notado que la mañana adquiría la apariencia de la rutina. Agosto se ve ya demasiado lejos. Despertar con noticias de la SER, zapping a Canal Sur Radio y la puntual parada en la COPE para oír la salmodia de turno, una hoja de ruta rutinaria para pulsar la actualidad mientras se desentumecen los músculos y el cerebro en paralelo con el aseo personal, el desayuno y una faena de aliño doméstico (al más puro estilo Gracita Morales). La atmósfera pacífica de la primera semana de septiembre se ha quebrado de raíz. Ha regresado el histrión, Federico returns. Ya está de vuelta el locutor-estrella de la emisora de los obispos, Federico Jiménez Losantos, con el mismo guión que las temporadas precedentes. Es incombustible, indestructible, impresentable… Losantos ha vomitado sapos y culebras, nada excepcional, marca de la casa, pero creo que, después de dos meses de abstinencia y del karma acumulado durante las vacaciones, aún no tenía acostumbrado el tímpano para tanto decibelio insultante y chocarrero contra diestro y siniestro (por supuesto mucho más a la siniestra que a la diestra, pero el PP también se ha llevado un chorreo). Con un poco más de rodaje, volveré a escuchar el sermón del director de La Mañana de la COPE como antes, como una parodia del Club de la Comedia. Es sólo cuestión de tiempo, de unos cuantos días.

Vídeo: You shook me all night long, de AC DC.

Anuncios