Palabras justas

julio 17, 2008

Expresarse con precisión es todo un arte. En los anaqueles de las bibliotecas se amontonan manuales sobre retórica y oratoria. Conozco a artesanos de las palabras, a orfebres de las expresiones, a arquitectos del discurso. Me deleito con obras en prosa (¡ay, mi admirado García Márquez!), pero sin duda el bruñido más perfecto del lenguaje lo encontramos en la poesía. Disfruto con aquellos que saben manejar el idioma como el maestro alfarero modela la arcilla. Ahora bien, comunicar es algo más, y especialmente en las relaciones interpersonales. Además del envoltorio, se han de transmitir emoción, sentimientos y valores. Hay plumas ilustres que redactan primorosamente y, sin embargo, a sus textos les falta alma, son meras fachadas sin interiores, espejismos en el desierto. El verdadero arte está en usar las palabras justas para transmitir la idea deseada o el mensaje pertinente. La comunicación ha de ser efectiva y afectiva… El manejo del idioma requiere un aprendizaje permanente.

Pues ya sabes, Carole.

Anuncios