Ideas

julio 14, 2008

Terminamos ayer el 11º Congreso en Granada y la nueva Comisión Ejecutiva del PSOE de Andalucía nos hemos visto las caras en Sevilla esta mañana. Primera reunión de trabajo y primeros encargos, como es lógico. Ha sido como el primer día de clase: de ubicación, de aclimatación y, para los nuevos, para conocer a los jefes más de cerca. Los repetidores ya superamos esa prueba hace unos años. He cambiado de compañeras de pupitre. Me he llevado cuatro años compartiendo mesa con Cinta Castillo, Verónica Pérez y Carmen Tovar. Todas han cambiado de sitio. Llegan nuevas caras a mi entorno inmediato. A mi izquierda, Isabel Muñoz, situada también en el Parlamento de Andalucía en escaño aledaño, y a mi derecha, sólo desde el punto de vista geográfico o espacial, Pilar Navarro (en la foto de Efe conmigo).

PIlar ocupa la flamante secretaría de Ideas y Programas. Es la chica de las ideas. Tiene la cabeza muy buen amueblada y un currículum mareante para su juventud, al margen de otras virtudes. Es doctora en Derecho Administrativo y mejor expediente académico de España en el año 2001. El PP ya se ha mofado de la iniciativa de crear este laboratorio de ideas (“Ha sido un congreso tan vacío de ideas que han tenido que crear una Secretaría de Ideas”, Antonio Sanz dixit). Al parecer, se sienten más cómodos con la caverna de la FAES, con el estadista Aznar al frente. Es que la cabra siempre tira al monte.