Sostenella

julio 9, 2008

Cada uno ve la vida a través del color del cristal con que la mira. Estaba expectante esta mañana por escuchar la Cope y leer El Mundo en profundidad (anoche en los resúmenes de titulares de la Cadena Ser ya tuve un avance) para comprobar el sesgo y la profundidad con que defienden y se creen sus propias mentiras. No han defraudado ni Federico Jiménez Losantos ni Pedro J. Ramírez. Sostenella y no enmendalla. ¡Qué manera de rotorcer los argumentos! Estos demiurgos de la supuesta comunicación periodística no pueden aceptar públicamente que los han cogido con el carrito de los helados. Se desploma el último fleco de la teoría de la conspiración urdida por estos dos próceres y el PP en un intento desesperado de reescribir la historia del 11-M y justificar la derrota electoral de la derecha española tres días más tarde. La Audiencia Provincial de Madrid ha desactivado una patraña más de la brunete mediática y sentencia que pretender implicar a ETA en los atentados de Madrid por el ácido bórico fue “una mera especulación sin base”, “sin ningún rigor”. Pese a la severidad y contundencia argumental del fallo judicial, que destroza y tira por tierra los ríos de tinta falsa y manipuladora vertidos por El Mundo, Pedro J. se enroca hoy con un editorial con el siguiente título: “Los jueces corroboran, punto por punto, nuestra denuncia”. No hay más ciego que quien no quiere ver.