Noches y condones

julio 8, 2008

Me pongo a escribir después de una jornada intensa y casi a punto de incumplir mi cita diaria con el blog. Se me agolpan las ideas (cada minuto que pasa más confusas) y las ganas de tumbarme en el sofá. No sé por dónde abordar este texto. Dentro de un rato, saldré a correr mis doce kilómetros de rigor, aunque el que está riguroso hoy es el sol en Sevilla. Será una prueba de fuego ineludible. Me recluyo desde mañana en Granada y no puedo evadir mi ración de deporte, porque ahora se abre un paréntesis obligado hasta el domingo. En la ciudad de la Alhambra, el ejercicio será intelectual y espero que también físico… No seáis malpensados, es por los kilómetros que recorreré en el Palacio de Congresos subiendo y bajando plantas. Venía de vuelta a casa pensando en lo barato que nos pueden costar los condones a partir de 2009 (esperemos que los países miembros de la UE no piensen sólo en hacer caja y acepten la propuesta de la Comisión para rebajar el IVA de varios productos de primera necesidad; también pañales, compresas y tampones) y tarareando una vieja canción de Lionel Richie, All night long. No sé si el tema musical tiene algo que ver con los preservativos, pero yo con ¿ingenuidad? los he conectado.