Arenas sólo quiere a Rajoy

Ya parece haber escarmentado, aunque ha tardado mucho darse cuenta de que algunos de sus compañeros de partido más que ayudar le suponen un lastre en su actividad política en esta tierra. El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, no quiere que ningún dirigente nacional de su partido venga a hacer campaña a la comunidad autónoma, salvo su líder nacional, Mariano Rajoy.

El detonante de la decisión, la última visita de Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid. La marquesa llamó caciques a los dirigentes del PSOE en Andalucía. A Arenas le han llovido las críticas por tamaña desmesura de su correligionaria. Y es que en esta comunidad autónoma sigue viva la imagen de los caciques y los señoritos como representantes genuinos de la derecha franquista y reaccionaria.

Llovía sobre mojado. Cada presencia de un referente nacional del PP se salda con un insulto o una lacerante falta de respeto a la ciudadanía de Andalucía. Desde el PP nos han tildado de indolentes, han comparado la autonomía con el franquismo o han asegurado a boca llena que en Andalucía se vota con miedo como en el País Vasco. La reacción grosera de la más pura reacción política.

Arenas no está para perder tiempo. Ha entendido que mejor solo que mal acompañado. No quiere que nadie le distorsione su falsa imagen de centrista descorbatado. La convención de este fin de semana para aprobar su programa electoral es un buen ejemplo de esta nueva etapa de llanero solitario. Solo ante el peligro como protagonista de la apertura y la clausura de las sesiones de trabajo. 

No piensa contar en campaña ni con José María Aznar ni Ángel Acebes ni con Eduardo Zaplana (si Federico Jiménez Losantos se entera, no le va a agradar). El castigo o veto a Zaplana viene de largo. El portavoz del Congreso no pisa Andalucía para un acto de su partido desde antes de la campaña de referéndum para aprobar el Estatuto.

No quiere Arenas más contratiempos en una campaña que puede significar su tumba política. Si se cumplen los pronósticos de las encuestas, será su tercera derrota en unos comicios autonómicos y tendría que abrir la puerta de la renovación. El niño Arenas ya no es tan niño, pero no quiere una jubilación anticipada… Acumula méritos para ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s